Composición y beneficios nutricionales

Conocidas desde la más alta antigüedad, las virtudes naturales de la ciruela pasa de Agen, satisfacen plenamente las exigencias actuales de una alimentación sana y equilibrada, asociando equilibrio y sabor.

Sus cualidades nutricionales se apoyan en 3 pilares: la calidad de sus glúcidos, la repartición de sus fibras y la diversidad de sus vitaminas y de sus minerales.

Un índice glicémico moderado

Una ciruela pasa contiene, por término medio, de 20 a 25 Kcal. Esta energía proviene casi exclusivamente de sus glúcidos.
Contiene muy pocas proteínas y aún menos lípidos. Estos glúcidos están fácilmente disponibles y utilizables, pero son de asimilación progresiva y regulada. Estas cualidades, muy buscadas por los deportistas que practican actividades de fondo o de medio fondo, se deben a la original repartición de los glúcidos contenidos en la ciruela pasa, armoniosamente distribuidos entre glucosa, fructosa y sorbitol; en otras palabras, entre los azúcares de asimilación lenta y los azúcares de asimilación rápida.
Esta asociación confiere a la ciruela pasa un índice glicémico moderado de 52.

La Glucosa es un monosacárido muy rápidamente asimilable, el cual participa en el metabolismo energético del organismo. Es el "carburante-tipo" de las células del organismo.

La Fructosa es un monosacárido característico de la fruta. Produce un efecto sobre la regulación glicémica. Una vez metabolizado por el hígado, se transforma en glucosa, pudiendo entonces ser utilizado para el trabajo muscular.

El Sorbitol es un glúcido más bien escaso en el mundo vegetal (su nombre procede del serbal). La ciruela pasa de Agen, con un contenido medio de 10 g por cada 100 g (con extremos que van de 3 a 20 g), forma parte de las frutas que más contienen. El sorbitol, poliol cuya fórmula es algo diferente de la de los otros glúcidos, posee un poder edulcorante menos elevado que la glucosa o la fructosa. Absorbido de forma incompleta por el intestino delgado, es parcialmente metabolizado en el colon y eleva escasamente la glicemia y la insulinemia. Por último, el sorbitol posee propiedades estimulantes para el funcionamiento de la vesícula biliar y de los intestinos.
Contenido de sorbitol de las frutas (por 100 g netos de fruta).

Fibras armoniosamente distribuidas


La ciruela pasa contiene, en efecto, una importante cantidad de fibras (7 g por 100 g, por término medio), armoniosamente distribuidas entre fibras solubles (del 40 al 50 %) e insolubles (del 50 al 60 %). Las primeras, muy bien toleradas por el organismo, confieren a la ciruela pasa su "suavidad". Poseen una fuerte capacidad de retención de agua y ejercen una acción benéfica y suave sobre el tránsito intestinal. Las segundas juegan un rol más bien "mecánico", acelerando y estimulando el funcionamiento de los intestinos.

Una gran diversidad de vitaminas y minerales


La ciruela pasa de Agen contiene un amplio abanico de minerales (hierro, magnesio, potasio, boro,…) y de vitaminas, antioxidantes principalmente (provitamina A, vitamina E…). Muy apreciadas por sus propiedades protectoras, atrapan los radicales libres, origen de la degenerescencia celular.

El estudio realizado por el equipo del Pr. R. PRIOR, de la Universidad de Tufs, en Boston, ha permitido poner a punto el índice ORAC (Oxygen Radical Absorbance Capacity), el cual permite medir la capacidad de absorción de los radicales libres de las frutas y verduras y compararlos.

Los resultados de estas investigaciones ponen de relieve que la ciruela pasa posee la mayor capacidad de absorción de los radicales libres, delante de todas las frutas y verduras.

Tabla de la derecha : según el estudio realizado por R. Prior – Universidad de Tufts – Boston - USA [índice ORAC].